Fuerte de San Telmo de Malta

Fuerte de San Telmo de Malta

La historia de Malta habría sido completamente diferente de no ser por el Fuerte de San Telmo. Esta fortificación, símbolo de La Valeta, resistió a ataques otomanos y a los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

En el extremo norte de La Valeta, sobre la península Sciberras, se levanta el imponente Fuerte de San Telmo, un monumento que ha sido testigo y protagonista de importantes episodios de la historia de Malta.

Los aragoneses que reinaron en Malta habían construido un torreón defensivo entre los puertos de Grand Harbour y Marsamxett. En 1533, los Caballeros de San Juan lo aprovecharon para construir el Fuerte de San Telmo, al que dotaron de arquitectura militar y forma de estrella para protegerse de las potencias vecinas.

El Gran Sitio de Malta

En 1565, las tropas otomanas trataron de conquistar Malta entrando por La Valeta. Allí se encontraron con la fiel resistencia de los caballeros, que desde el Fuerte de San Telmo luchaban e intentaban frenar el avance turco.

El fuerte resistió treinta días y fue escenario de terribles combates. En total, murieron 1.500 caballeros y malteses, y más de 4.000 turcos, mucho más del doble. El valor y la resistencia de los caballeros de Malta fue premiado con la victoria sobre los turcos y con la ayuda económica de varios países de Europa.

Gracias a estos ingresos, los caballeros reconstruyeron el Fuerte de San Telmo, que pronto se convirtió en el monumento más simbólico de La Valeta.

Visitar el Fuerte de San Telmo

El Fuerte de San Telmo, o Fuerte de San Elmo en inglés, es un monumento imprescindible que ha jugado un papel clave en la historia de Malta. La estructura del fuerte permanece casi intacta y resulta interesante pasear por el interior para descubrir su magnitud.

Actualmente, alberga la academia de la policía maltesa y el Museo de la Guerra. El Fuerte de San Telmo también fue escenario de la famosa película El expreso de medianoche.

En el fuerte os podréis asomar por las torres de vigía y obtener unas vistas espectaculares del Gran Puerto de la Valeta. Además, veréis las antiguas salas donde se guardaba la artillería, cañones originales y las numerosas estancias donde vivían los Caballeros de la Orden.

El Museo de la Guerra

Durante la Segunda Guerra Mundial, el Fuerte de San Telmo aguantó los bombardeos aéreos de Italia y Alemania y los malteses recibieron la Cruz de San Jorge.

Debido a su simbolismo como núcleo defensivo, el Fuerte de San Telmo alberga el Museo Nacional de la Guerra. Entre la colección de armas que se exponen destacan aviones, munición, motocicletas y artefactos de la Segunda Guerra Mundial.

En el museo también es posible ver ejemplos de los trajes originales utilizados por los militares malteses de la marina y de la tropa aérea durante la guerra. El Museo de la Guerra también expone armas primitivas de la Prehistoria encontradas en las excavaciones arqueológicas.

Horario

De junio a octubre: todos los días de 9:00 a 18:00 horas.
De noviembre a mayo: todos los días de 9:00 a 17:00 horas.

Precio

Adultos: 10€
Estudiantes acreditados y mayores de 60 años: 7,5€
Niños de entre 6 y 11 años: 5,5€
Menores de 5 años: entrada gratuita.

Transporte

Autobús: línea 133 (parada Iermu).