La Valeta

La ciudad más impresionante de Malta es sin duda La Valeta. En sus 55 hectáreas de extensión alberga más de 300 monumentos turísticos, lo que le ha valido el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad.

La Valeta es la capital de Malta y el centro económico y administrativo del país. Se trata de un importante núcleo cultural y turístico, que rebosa historia y aglutina más de 300 monumentos en sus 55 hectáreas.

La arquitectura de la ciudad es esencialmente barroca. Uno de los sellos de identidad de La Valeta son sus curiosos balcones de colores que sobresalen al exterior. La capital maltesa fue cuidadamente planificada y levantada por los Caballeros de San Juan, la orden más antigua del mundo.

Recorriendo las calles de La Valeta, es inevitable darse cuenta del fuerte carácter católico de los malteses. La capital alberga 25 iglesias y numerosas esculturas de santos y vírgenes en las esquinas de las calles principales.

Hoy en día, La Valeta es una parada imprescindible para los cruceros que surcan el Mediterráneo. El puerto cuenta con varios muelles de carga y una terminal de cruceros que en 2018 recibió más de 340 barcos repletos de turistas. Ese mismo año, La Valeta se convirtió en la Capital Europea de la Cultura.  

Por todo ello, La Valeta es una de las mejores zonas para buscar alojamiento en Malta

Historia

La historia de La Valeta se remonta a mediados del siglo XVI, cuando el gran maestre de la Orden de los Caballeros de Malta Jean Parisot de La Valette impulsó el proyecto de una gran ciudad amurallada para defender a la isla de ataques externos.

Cuando Carlos V cedió Malta a los Caballeros de la Orden, estos se instalaron en una de Las Tres Ciudades, Vittoriosa, desde donde planearon la construcción de una gran ciudad. Tras el Gran Asedio de Malta, La Valeta se empezó a edificar junto al puerto Grand Harbour en 1556. Tan solo 15 años después, se terminaron sus bastiones, el Fuerte de San Telmo y la Concatedral de San Juan

Esta nueva ciudad gana importancia rápidamente y gente de otras partes de la isla se traslada a vivir allí en busca de protección. La Valeta se convirtió en capital de Malta en 1570.

Durante la Segunda Guerra Mundial, las fuerzas alemanas e italianas bombardearon La Valeta y arrasaron gran parte de su casco histórico. La capital se reconstruyó y hoy en día es un importante núcleo turístico y cultural.

En el año 2016, La Valeta cumplió 450 años desde su fundación.

Qué hacer en la Valeta

La Valeta es una visita imprescindible de Malta, por lo que nuestro consejo es dedicarle al menos un día de vuestro viaje. La capital condensa numerosos atractivos turísticos, algunos tan importantes como el Museo Nacional de Arqueología o el Palacio del Gran Maestre.

El carácter militar y defensivo de La Valeta también ha dejado su huella en la arquitectura de la capital. El Fuerte de San Telmo es el ejemplo más representativo de la importancia de La Valeta en la historia de Malta. Además, todos los días a las 12:00 y a las 16:00 horas, los cañones de las murallas de La Valeta se disparan de forma simbólica para rendir homenaje a los defensores de la ciudad.  

La capital maltesa también es el escenario perfecto para seguir las huellas de los Caballeros de la Orden de Malta, que establecieron aquí numerosos enclaves defensivos y ejercieron su labor hospitalaria. Hoy en día es posible visitar el museo de los Caballeros Hospitalarios y sus tumbas en la maravillosa Concatedral de San Juan.

Visita guiada en español

La mejor forma de captar la esencia de la capital de Malta es disfrutar de un tour guiado en español. En nuestra web podéis reservar online esta visita guiada que incluye un documental sobre la historia de Malta.