Gruta Azul

Gruta Azul

¿Sabías que la Gruta Azul de Malta fue escenario de grandes producciones como Troya? El intenso color azul turquesa de sus aguas y la forma de este acantilado es una maravilla natural digna de visitar.

La Gruta Azul y el conjunto de cuevas marinas de su entorno conforman uno de los paisajes naturales más bonitos de Malta. Blue Grotto es la cueva más famosa, conocida por el intenso color azul turquesa de sus aguas, que aumenta con el reflejo del sol.

No es de extrañar que la belleza natural de la Gruta Azul haya saltado a la gran pantalla y se haya convertido en escenario de grandes producciones como Troya.

Cómo visitar la Gruta Azul

La única forma de disfrutar de la Gruta Azul en estado puro es desde el mar. Si queréis hacerlo por vuestra cuenta, la mejor forma es dar un paseo en barco. Las embarcaciones del puerto de Wied iz-Zurrieq ofrecen una ruta de unos cuarenta minutos por las cuevas de la zona y por la famosa Gruta Azul. El precio del paseo en barco es de unos 8 euros por persona.

Para llegar a la Gruta Azul, podéis utilizar la línea 201 de autobús hasta la parada Grotto.